Publicado el: Sab, Abr 23rd, 2016

Patrulla Fronteriza reporta incremento en muertes de migrantes

  • 20160422_100040Los migrantes de diferentes nacionalidades mueren ahogados en el río Bravo, en accidentes automovilísticos, insolación o deshidratación.

Por Karina Cruz
Laredo, Texas.- La Patrulla Fronteriza del sector de Laredo, Texas reporta la muerte de 33 migrantes quienes perdieron la vida en su intento de cruce ilegal a los Estados Unidos.
La cifra de fallecimientos que van desde ahogamiento en el río Bravo, accidentes automovilísticos e insolación y deshidratación, se registró en lo que va del año fiscal estadounidense 2016, que inició el pasado 1 de octubre y concluye el 30 de septiembre de este año.
Mario Martínez, jefe de la Patrulla Fronteriza sector Laredo, Texas, informó que la muerte de migrantes de diferentes nacionalidades incrementó en más del 90 por ciento, en comparación con el año anterior 2015, que culminó con 17 fallecimientos.
En conferencia de prensa realizada en las instalaciones de la central de la Patrulla Fronteriza, dieron a conocer el programa Seguridad en la Frontera Seguridad como parte de una estrategia humanitaria binacional diseñada para reducir las muertes de migrantes.
La Patrulla Fronteriza de Laredo, cuenta con agentes especializados en emergencias médicas que forman parte del operativo “Frontera para Rescate y Trauma”.
En lo que va del año fiscal estadounidense 2016, han realizado 184 rescates de aspirantes al “sueño americano”.
“Nos encargamos de tratar de rescatar a cualquier persona que esté en peligro, nosotros nos especializamos en cualquier tipo de rescate, puede ser en el aire, en las alturas, que es como barrancos y montañas y en aguas”, expresó Heriberto Espinoza, agente de la Patrulla Fronteriza de origen mexicano quien forma parte del equipo de rescate de la dependencia federal estadounidense.
Debido a la cercanía de la temporada de calor, en la que las temperaturas superan los 40 grados centígrados, es posible que aumenten las muertes de migrantes por insolación o deshidratación.
“Les recomendamos no arriesgar su vida, pero esa ya es decisión de ellos. Pero si llegan a estar aquí y están perdidos y tienen celular estamos para ayudarlos nosotros, es a lo que nos dedicamos”, concluyó.