Publicado el: Vie, Jul 30th, 2021

Ampliar servicios digitales

Tiempo de opinar

Raúl Hernández Moreno

 

De 6,343 escuelas que operan en Tamaulipas solo 1,838 tienen acceso a internet,  reveló Rodolfo González Valderrama, Director de Radio, Televisión y Cinematografía y quien convocó a redoblar esfuerzos para que la tecnología llegue a los  tamaulipecos.

El funcionario, aspirante a la candidatura de Morena por la gubernatura, dice que se debe ampliar la red digital para que llegue a todos los  lugares de Tamaulipas y que los alumnos puedan tomar sus clases en línea, mientras no se autorice el regreso físico a las aulas, como consecuencia de la pandemia sanitaria.

Y es que con todo y lo que los gobiernos invierten en educación, el presupuesto sigue siendo insuficiente para garantizar la calidad de la enseñanza, lo que obliga a muchísimos padres a hacer  un esfuerzo económico y  migran a  la educación privada para que sus hijos  tengan una mejor preparación académica.

Antes de la pandemia, la educación mexicana era deficiente, sobre todo la pública, aunque también abundan escuelas privadas “patito”, en las que los alumnos que cursan los semestres finales se convierten en “maestros” de los estudiantes recién ingresados. Y es que a muchos empresarios no les gusta invertir en la contratación de maestros mejor capacitados, con varias maestrías y doctorados reales.

Después de la pandemia todo empeoró, porque no es lo mismo tomar clases en línea que presenciales, que  garantizan un mejor aprendizaje del alumno, en tanto que el maestro detecta a los que tienen fallas y les dedica mayor tiempo.

En Nuevo Laredo, como en Tamaulipas y el resto del país, con la pandemia miles de niños y jóvenes se quedaron sin educación al no tener una computadora y menos internet en casa. Eso sí, se les aprobó el año, aunque sean “burros”.

En Laredo, Texas, cuando inicio el curso 2020-2021, las autoridades educativas entregaron cientos y miles de tabletas a niños y jóvenes que no contaban con un aparato propio. La medida fue buena, aunque en muchos casos los padres no tenían  forma de proveer internet a sus  hijos, lo que obligó a muchos alumnos  a quedarse sin clases, de manera reiterada. Y allá tampoco se reprobó a nadie.

En México se necesita elevar la calidad educativa, que es una oferta recurrente en las campañas electorales, pero los candidatos ganan, se convierten en autoridad y lo que invierten en educación, representa un porcentaje mínimo.

Pareciera que en México no hay más remedio que los padres le apuesten a la educación privada para que sus hijos  estén mejor preparados. Pero no todos pueden hacerlo y entre los que si están en condiciones de hacerlo, hay quienes no lo hacen, porque ven la educación privada como un  gasto, y no como una inversión.

Encima  tenemos un Presidente que condena a quienes se van a estudiar al extranjero, para tener una mejor calidad educativa, pero a sus propios hijos los envió a Europa, pero se reserva esos datos.